Utilizando la carne de conejo como base, aprende a realizar esta exquisita receta y sorprende a tu familia con una propuesta poco común, exquisita y capaz de complacer a los paladares más exigentes.

¿Qué necesitas?

image002

Para poder ponerte en marcha, lo primero que necesitarás será un buen set de cuchillos de cocina, como los de la impresionante selección que ofrecen en la tienda online Claudia&Julia. Además, te hará falta una cazuela del tamaño suficiente para poder cocinar el conejo, hilo de cocina, una batidora y el horno.

En cuanto a los ingredientes, para cocinar esta receta te harán falta:

  • Un conejo.
  • Una docena de gambas.
  • Sal y pimienta al gusto.
  • Diez espárragos verdes.
  • Doce lonchas de panceta o bacon.
  • Canela en rama.
  • Pistachos pelados.
  • Una cebolla.
  • Dos dientes de ajo.
  • Una zanahoria.
  • Tomate frito.
  • Un vaso de vino blanco.
  • Medio litro de caldo de verduras.
  • Cacao en polvo.
  • Harina de maíz.

Con todo esto, conseguirás cocinar una exquisita receta apta para cualquier ocasión en la que la comida juegue un papel determinante, como una cena de Nochebuena o ese momento tan importante en la vida familiar que requiere de una receta especial. 

Pero también para cuando quieras sorprender a tus amigos con un plato digno de los mejores restaurantes, para cuando quieras tener una experiencia especial con tu pareja o, simplemente, cuando te apetezca disfrutar de una delicatessen sin salir de casa ¡Tú eliges cuándo! Nosotros te explicamos cómo hacerlo.

En cualquier caso, antes de explicarte cómo se hace, tenemos que decirte que el conejo relleno de gambas con salsa de chocolate es una receta que requiere de cierta elaboración, por lo que te sugerimos cocinarla cuando puedas dedicar algunas horas a ello. En cuanto a su dificultad, no se trata de una opción especialmente difícil, ya que con nuestras indicaciones, podrás desarrollarla sin mayores problemas. Además, su coste no es especialmente elevado y podrás encontrar sus ingredientes en cualquier época del año, motivo por el que cualquier momento es bueno para cocinarlo.

¿Cómo se hace?

En primer lugar tendrás que deshuesar y limpiar el conejo, siempre conservando el hígado porque lo necesitarás más adelante. Para realizar este trabajo, pon al animal de espaldas a la tabla de cocina y procura utilizar cuchillos bien afilados, porque de ellos dependerá un buen aprovechamiento de la carne. 

Del mismo modo, es importante hacer uso de buenos utensilios de cocina, dado que gracias a ellos, llevarás a cabo mucho más fácilmente los distintos pasos no sólo de esta receta, sino de todas las que decidas cocinar. En este sentido, queremos volver a insistir en que la tienda online Claudia&Julia ofrece una interesantísima selección de enseres para cocinar y, a buen seguro, tienen todo lo que busques.

Una vez que tengas la carne limpia de huesos y sobre la tabla de corte, tendrás que salpimentarla a tu gusto. A continuación pela las gambas y resérvalas para utilizarlas posteriormente. También tienes que limpiar los espárragos, lavarlos y escaldarlos en agua durante dos minutos, después debes escurrirlos y dejar que se enfríen. Otro paso importante que deberás efectuar en este punto es el de picar los pistachos.

Ahora es el momento de preparar el hígado del conejo, para lo que tendrás que saltear el mismo durante unos cinco minutos en una sartén con un poco de aceite. A continuación machácalo y retira los tendones.

Hecho esto, y siempre con el conejo deshuesado ubicado de espaldas a la tabla de corte, tendrás que colocar las lonchas de panceta o bacon ligeramente superpuestas sobre la carne. Encima de éstas, vierte el hígado machacado y añádele los pistachos picados, y la mayor parte de las gambas y los espárragos de forma más o menos heterogénea, de forma que no haya prácticamente huecos sin estos dos ingredientes. 

Aquí tienes dos opciones, o bien colocas estos dos últimos ingredientes enteros y formando una fila, o bien los picas para que su consumo posterior sea más fácil y así evitar que el montaje se desmorone mientras tu familia lo consume, tú decides.

El siguiente paso es que requiere más pericia, pues tendrás que enrollar el conejo, haciéndolo un rulo, y atarlo con el hilo de cocina. En el caso de que no se os den bien las manualidades, podéis sustituir el hilo de cocina por una malla para atar carne que os dará el mejor resultado. En el caso contrario, simplemente tendrás que atar la carne a modo de un paquete y otorgándole una forma cilíndrica. 

Cuando tengas el cilindro hecho, vuelve a salpimentarlo en el caso en el que antes sólo lo hubieras hecho por la parte de los huesos, pero si no fue así, tienes que obviar esta indicación.

A continuación, dora  el cilindro cárnico en una cazuela con una pizca de aceite y retíralo del fuego. Ahora pica la cebolla, los ajos y la zanahoria, después los tienes que sofreír durante unos minutos mientras remueves la mezcla. Cuando las verduras estén listas, añade el vaso de vino y deja que se evapore la mitad de su contenido. Cuando esto ocurra, añade dos cucharadas de tomate frito, el medio litro de caldo de verduras y una rama de canela a la mezcla.

Tras este paso, remueve el caldo resultante mientras le añades dos cucharadas de cacao en polvo, vuelves a poner el conejo en la cazuela y ajusta la sal, después llévalo a la ebullición y retira las impurezas. 

Una vez que la mezcla haya hervido, debes poner tanto el rollo cárnico como el caldo en el horno y cocinarlo durante una hora a 180º. Cuando haya pasado ese tiempo, deja reposar la carne y tritura la salsa. Finalmente, vuelve a hervir la mencionada salsa y añádele una cucharada de harina de maíz (maicena) disuelta en agua para darle consistencia.

Para presentarlo, te sugerimos que lo hagas cortando la carne en rodajas, bañada con el exquisito caldo de cacao en la que se ha cocinado, y con los espárragos y las gambas que nos sobraron al principio, a modo de guarnición.

Éstas son nuestras indicaciones, ahora es el momento de que te pongas manos a la obra y sorprendas a tus amigos y tu familia con una receta que, sin lugar a dudas, no los dejará indiferentes.

¿Te ha gustado? Compártelo :)

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Thermo Recetas Cocina te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Raúl Sáez (Thermo Recetas de Cocina) como responsable de esta web.

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar la solicitud que realizas en este blog.

Legitimación: Consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Cubenode (proveedor de hosting de Thermo Recetas Cocina) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Cubenode. (https://cubenode.com/policies/politicas_privavidad/).

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hola@thermorecetascocina.es así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en esta misma pagina web, así como consultar mi política de privacidad.

Ir arriba